Quimistellar, la carrera por los elementos, es un juego pensado y elaborado por los alumnos de Física y Química de 4º de la ESO donde se ponen a prueba y se refuerzan los conocimientos obtenidos en segundo y tercero de ESO. Es un juego cooperativo en el que ha trabajado toda la clase, uniéndose y aportando, cada uno, distintas ideas. Todo ello con el objetivo de hacer de este juego una gran ayuda para los alumnos. 

Para evaluarlo, los alumnos realizaron una rúbrica de trabajo donde se valoraba el aspecto del juego, la calidad del juego, la calidad de las preguntas y la calidad de las respuestas esperadas. Más tarde, llegaba la prueba de fuego: la primera partida para probar la propia jugabilidad. Esta prueba fue un éxito rotundo puesto que los alumnos disfrutaron mucho de Quimistellar y, además, la sesión funcionó para dar feedback sobre cómo mejorarlo.

La idea es ir, a lo largo del curso, añadiéndole preguntas de 4º de la ESO para que se convierta en un juego que les permita repasar sus conocimientos al final de la evaluación. 

El trabajo de la profesora en este caso, consistió en vigilar que todos los alumnos fuesen partícipes de la creación del juego. Ella solo les dio la primera indicación: crear un juego que reflejase todos los conocimientos obtenidos de Química respecto a segundo y tercero de la ESO. Las normas del juego, estética y demás lo crearon los estudiantes.

En la presentación de Quimistellar hubo dos maestros de ceremonias que guiaban el juego mientras los demás jugaban. Esto sirvió para evaluar el conocimiento que tenían los alumnos de las propias preguntas que ellos diseñaron. ¡Grandísimo trabajo!