¿Quién puede negar la necesidad del arte en nuestra vida? La contemplación de una obra pictórica, la escucha de nuestra canción favorita, el análisis de una magnífica película… Son tantos y tantos momentos en los que el arte, podemos decir, ¡ha salvado nuestra vida!

Hoy, quizá más que nunca, estamos experimentando también esta cualidad curativa del arte: Numerosos artistas creando música para el confinamiento, obras de arte que reflejan nuestro estado, multitud de propuestas digitales para hablar de arte… Podemos ahora sí quizá, responder al “angustioso grito de la oda de Hölderlin que lleva por título: “¿Para qué los poetas en tiempos de angustia?”” (J. Pieper, Solo quien ama canta). Posiblemente ahora tengamos la respuesta.

La educación artística es por tanto una inmensa fuente de riqueza: nos acerca a la belleza y nos hace calmar el espíritu en tiempos de angustia.

Como muestra de ello, os mostramos hoy una pequeña recopilación de trabajos artísticos de nuestros alumnos de 2º de ESO en su asignatura de Educación Plástica, Visual y Audiovisual sobre la perspectiva cónica que han realizado durante estos días.

¡Verdaderas obras de arte que ensanchan el alma!